lunes, 8 de mayo de 2017

Honor


Mientras el honor es la poesía del deber,
yo le devuelvo a mi lenguaje sus derechos
aunque otros desconfíen de mí
porque creen que yo pierdo la razón de vivir
 Y mientras desciendo y subo sobre mis ideas,
el honor no está obligado a nada
cuando no cabe en un espíritu corrompido
Por suerte, ¡el mío no lo está!
Quizá porque no pierdo la conciencia ...
el mejor libro moral que tengo
porque descansa en los buenos sentimientos
y en las buenas costumbres
que me persiguen desde que nací
¡Ay! Tal vez porque el honor es, más que todo, 
mi conciencia externa
mientras mi conciencia es mi honor interno
La verdad que ya no sé
Sólo sé que el honor no es ni un fragmento decorativo
ni un escamoteo ni tampoco una mentira
ni tampoco es un favor bien retribuido
Es más bien, una cualidad moral
o un concepto ideológico que justifica conductas
y nos explica las relaciones sociales
a las que nos vemos expuestos
mientras nos vinculamos con la dignidad
y nos mantenemos remando 
por encima de nuestros propios miedos
sobre el mar de la vida


MARiSOL
Imagen sacada de Bing