martes, 19 de junio de 2018

Enfoque



Mientras mi creatividad no compite con nadie,
memorias nostálgicas sin sombra de dudas
trazan líneas paralelas entre reclamos desvariados
y prisas inútilmente desbordadas
que tratan de verbalizar lo inexplicable
aunque no tenga por qué justificarme ante ti
 
Insensata no soy aunque transforme mi visión del mundo,
por momentos irrecuperables, de cualquier manera,
mientras procuro no extenderme en frases largas
y más bien reducir el conjunto de esas palabras
que yo siempre uso aunque tú no quieras entenderme 

Y mientras pretendo sonreir sin exceso,
mi primera intención es ni reenvindicarme ante ti
ni hacer una pausa larga para descansar de mí misma

¿No será que deseo preservar mi razón
ante cualquier descubrimiento malsano
para no crear en mí más desconcierto e irritación?

¡Ay! mi atención no la quiero dirigir más
sólo hacia un determinado problema ...
ese punto discutible que intento resolver y ya no puedo
porque una fuerza desconocida actúa de forma inevitable
porque estoy en manos de mi propio destino
 
Explicaciones ya no doy ante tanto estrépito desconcertante
que yo misma produzco entre líneas
Quizá preparo con astucia una trampa para intrigarte
Más no me pidas explicaciones antes de ese antes
 (ese antes que antes era mío y ya no más)
porque intento enfocarme más en buscarme a mí misma
sin pedir una fidelidad irregular alguna como antes
ante ti o cualquier otra persona


MARiSOL
 

miércoles, 30 de mayo de 2018

El despertar




Mientras un frívolo parloteo se sujeta a un hilo,
decido si compartir contigo mi mundo tras el cristal 
¡Uf! Prefiero no saber qué es lo que queda atrás
porque la verdad yo no tengo ni idea
si todo está bajo control
o si ya nada tiene más remedio

Y mientras me tomo la libertad
de recordar los días felices
(si es que realmente los hubo),
siento que una nueva inspiración mía
carece de añoranzas

Difícil me resulta describir lo que siento
¡Ay, cuánta crudeza se hace presente
vestida de rigor y aspereza negra!
Tal vez porque la vida misma incluye 
por fuerza mayor este color
aunque yo no quiera verlo

Realmente no rechazo contundentemente
lo que he imaginado
o lo que empiezo a conocer o reconocer
aunque te suene algo inintenligible lo que acá digo
Más bien pregúntame de qué manera
podemos tú y yo conciliar el sueño
porque resulta ser que todo lo que vemos
es sólo un sueño dentro de un sueño
o acaso, ¿una pesadilla?
Esa historia, la nuestra, de la que intento
una y mil veces despertar 
No sé si tú ....



MARiSOL


miércoles, 16 de mayo de 2018

A B C



http://www.freelarge-images.com/wp-content/uploads/2014/12/A_b_c-6.png


Vuelvo, una vez más, con fuerza
a descansar un momento
mientras soporto la idea de salir del pozo
en que me encuentro ahora
quizás para completar de una vez por todas
el abecedario que ya no quiero
por representar un sistema demasiado ordenado
de signos gráficos que se emplean
entre tu lengua y la mía
 
Más bien, con entereza admirable
yo habito el inolvidable olvido
en un arranque de autoridad
para no producir odio con tanta severidad 
mientras dirijo mi propia vida
lo mejor que puedo

Quizá sea sólo una reacción anticipada
mientras cambio de tono y mudo mi lengua
porque yo he creado mi propio mundo
aunque no quiera hurgar demasiado en el pasado
y, más bien, crea en la existencia de mis últimos días 
 
¡Ay! La historia se repite, sin lugar a dudas
aunque en principio, frene yo en seco
mientras pienso que debo primero evaporarme
de este mundo: la suma total de mis posibilidades reales

No creo que a ti te importe
lo que yo aquí piense
¿O será que te puede interesar
estar al tanto de mi vida? 
Y es que en el fondo, al final,
son las relaciones con las personas
los que dan realmente sentido a la vida
No sé si a la tuya, pero a la mia, sí.

Y mientras mi mente registra lo impronunciable
para no ofender la moral y buen gusto
de unos y otros (¿los conozco?),
yo prefiero despojarme de tanta falsa cortesía
mientras permanezco inmutable
ante esas cosas inesperadas
que en apariencia podrían suceder  
porque mientras la historia de nuestras vidas
cuenta lo que realmente sucedió,
la poesía de nuestros sueños nos dice
lo que debería suceder 
y, al final, no sucederá
por A, B o C



MARiSOL

 

martes, 15 de mayo de 2018

En paralelo



No sé si pueda cruzar o cortar del todo
esa otra línea que me separa de ti 
o si dejar la carretera que me lleve a ti
y tomar, más bien, un camino paralelo
al río, sin rumbo fijo, de mi propia vida
en un gesto de optimista impotencia 
para no exponerme a ninguna recaída
mientras duplico las precauciones
al querer cruzar por un instante
las miradas de nuestras almas
solamente para recordarnos siempre
 
¡Ay! ¿Cómo establecer mejores vínculos contigo
cuando soluciones definitivas no existen entre tú y yo?
Más bien no anticipar nada de nada,
entre gritos sordos y aplausos inexistentes,
porque yo no tengo las palabras adecuadas
y es que éstas por más que van de forma lineal
en la misma dirección que las tuyas,
no logran encontrarse ni tocarse
aunque permanezcan siempre a la misma distancia
 
¿No será que somos como restos desechables
que desde un principio suplicamos perdón 
porque deseamos que nuestros pasos se crucen
hasta encontrarnos en el punto más glorioso
de nuestras propias vidas
sin caer en lo más banal y lo más común?
Tal vez sí, tal vez, no
Desde mi triste perspectiva
sólo encuentro espectros nostálgicos
que con gran esfuerzo pretenden
que sigamos viviendo en paralelo
ahora y siempre como de costumbre
hasta el último minuto de nuestras vidas

MARiSOL
 
 

viernes, 11 de mayo de 2018

La contraseña


Al principio hacíamos malabarismos
para facilitar el contacto entre los dos
Hoy en día hemos empezado a arrepentirnos
no sólo de tu devaneos, sino de los míos también
¡Ay! No todo es como uno lo piensa -
digo yo mientras me encojo de hombros
y me tomo unos días de descanso
para no pensar en ti
Quizá porque desarrollamos una curiosidad irreprimible
mientras perdemos el tiempo en querer ser felices 
a toda costa, ahora y siempre - dices tú
Y mientras burbujas de despreocupación nos incomodan
por temor a equivocarnos una vez más,
nuestra propia incredulidad se vuelve tentadora
y nos deja, por momentos, sin aliento
por querer dejar, una vez más, constancia
(el complemento indispensable 
de nuestras virtudes humanas)
que nuestra tranquilidad está turbada 
porque no termina de llegar a ningún buen puerto 
¿No será que un desengaño no consigue descifrar
lo que es el amor incondicionalmente auténtico,
el odio visceralmente interminable,
la soledad persistente y terca
y la melancolía ensimismada en su propio silencio?
Lo ignoro.Y tú, ¿puedes darme una respuesta
satisfactoria del todo? 
No creo, porque tu todo se ha vuelto en nada
y, sorpresivamente, el mío también
Mejor mantengamos la calma aunque nos cueste
porque sabemos que seguimos unidos por un hilo invisible ...
ese hilo que nos sigue manteniendo en distintas dimensiones
porque no damos con la verdadera contraseña
que nos acerque a ti y a mí de una vez por todas
para poder respirar con alivio en un tiempo vacío
de malos presagios y augurios

MARiSOL




martes, 8 de mayo de 2018

Haiku 3075



Mis rosas rojas
Acaso, ¿es una lámpara?
No, es un florero


MARiSOL



Mis.ro.sas.ro.jas  5
A.ca.soes.u.na.lám.pa.ra  7 = 8-1
Noes.un.flor.re.ro  5

lunes, 7 de mayo de 2018

Desenlace


 Mientras cruzo la calle a lo desconocido
una dimensión luminosa se deja ver,
en aparente complicidad,
del brazo de argumentos pseudo convincentes
que a mí personalmente no me dicen nada 
porque si nada es evidente de por sí,
entonces, nada es comprobable
quizá porque ya no deseo más
ni tu amistad mezquina
ni tu frágil fidelidad
Insistir yo ya no quiero 
porque es escasamente prometedor
el desenlace que llega con aparente tardanza...
esa amarga resolución o desolado final 
de la trama de nuestras historias de vida

Y mientras rauda, eufórica e inesperademente
voy abriendo y cerrando mi boca
porque ya no hay más clímax entre los dos
(probablemente en el peor momento de mi vida
ya no deseo más insistir ni en tu amor
ni en esa herencia sentimental
que nos hablaba desde tiempos inmemoriables),
veo que yo soy capaz de reprimir
de manera bastante informal
en la trastienda de mis pensamientos
esa ansia inútilmente desbordante
y con cándido convencimiento
que en sus ratos de descanso
se despertaba de inmediato
para hacerme saber que probablemente
yo me equivoqué del todo
pues creí que te conocía, vida mía


MARiSOL