domingo, 19 de febrero de 2017

Irrealidades




Mientras dejo aquí mis palabras en un orden cualquiera 
(¡Qué más da!)
y entre renuncias y despedidas me obstino en reconstruir lo perdido,
quizá para hacerlo más fecundo porque me resulta necesario,
una aprensión compartida aumenta, por momentos,
mi vida y la tuya frente a la verdadera vida

Y aunque me encuentre escuchándote displicentemente
en medio de la vida que nos separa
y un confuso pacto de palabras no dichas se haga presente,
me basta sólo cerrar los ojos ante lo perdido
para darme cuenta de quiénes somos nosotros dos

Respiro confundida, mas ni trágica ni loca estoy
Sólo pienso en voz alta mientras tú guardas silencio

Y mientras trato de gritar tu amado nombre
sólo me sale un jocoso ronquido relleno de irrealidades
¡Ay! en estas circunstancias rememoradas
me siento, por momentos, menos triste
quizá porque a partir de este instante
un desapego hace oídos a mi propia inutilidad
y ante la tuya también aunque así no lo quieras

¡Qué mala costumbre es esto de apegarme a los acertijos!
Y mientras un sistema de principios fútiles e insustanciales
me dan la cara con franqueza admirable,
ni tú ni yo cargaremos nunca con alguna culpa
aunque una imprudencia temeraria se haga presente
con sus sórdidos cálculos a manera de castigo
y desee que yo vuelva a perderme
entre murmullos inteligibles
mientras tu filosofía de vida yo no la entienda  del todo

Quizá deba sólo concentrarme en lo básico
porque entre los dos no hay más bordes definidos
aunque los prejuicios nos vayan matando lentamente
y todo porque no hay llave alguna que cierre o abra nuestro tiempo
para unir, una vez más, nuestras vidas ni ahora ni nunca
porque hablamos dos lenguajes diferentes
y todo porque no todo lo que se ama se desea
ni todo lo que se desea se tiene que amar necesariamente 



MARiSOL





Imagen sacada de Bing 


sábado, 18 de febrero de 2017

Principio y final





Entre el principio y el final de la vida
queda un espacio para recordar la fuente ...
aquélla donde apagamos nuestra sed 
mientras no olvidamos que es a nosotros
 a quien nos corresponde
hacer el tiempo ... esa cadena de instantes
cuyos eslabones son las esperanzas ...
aquéllas que nos hacen vivir sin sobresaltos
porque las decepciones o desengaños,
 al final, ya no nos matan como antes
cuando ese antes
nos hacía sentir más y comprender menos
(¿o viceversa?)


Entre el principio y el final de la vida
queda un espacio para reflexionar
sobre la continuidad del tiempo ...
aquél que une nuestro presente con el pasado 
porque el futuro rueda como las piedras
que atraviesan la corriente de nuestro río interno
para poder llegar, algún día, a la otra ribera ...
allí donde el tiempo nos dejará en paz
de una vez por todas,
mientras nuestra autosatisfacción sonríe 
por siempre jamás ante los ojos de la eternidad
vestida, desde siempre, sin un principio y sin un final



MARiSOL





Imagen sacada de Google+

jueves, 16 de febrero de 2017

Haikus 341 y 342


 



Dos tomatitos
esperan ser comidos
en este instante

La lechuguita
está bien asustada
Tiembla de miedo



MARiSOL



Dos.to.ma.ti.tos. 5
es.pe.ran.ser.co.mi.dos. 7
en.es.teins.tan.te 5


La.le.chu.gui.ta. 5
es.tá.bien.a.sus.ta.da. 7
Tiem.bla.de.mie.do. 5




La foto es mía

miércoles, 15 de febrero de 2017

Equilibrio perfecto


Si lanzara en derredor una mirada
suavemente seria
al paisaje de mi vida,
a decir verdad,
mis facciones no guardarían,
por ningún motivo, un equilibrio alguno
por estar vestida  mi alma de eternas contradicciones

Satisfecha yo no quedaría para nada ...
esa nada que no es ni evidente
ni comprobable ni tampoco obligatoria,
por ningún motivo,
por amar la vida sin razón alguna

Y mientras espero disponer 
de un poco de tiempo más
hasta que llegue el próximo
(el último de todos),
el infinito cubrirá, con toda seguridad, 
 las facciones de mi alma,
para estar, de una vez por todas, 
en equilibrio perfecto con la eternidad 
mientras mis ojos devoran
aquel paisaje de una tierra desconocida,
que algún día, conoceré
aunque yo no termine de conocerme 
ni ahora ni nunca


MARiSOL





Imagen sacada de Bing

 

martes, 14 de febrero de 2017

Haikus 339 y 340

 No soy la novia
de Don "San Valentín"
mas de la vida

Soy muy romántica
mas para nada ingenua
¿Me has entendido?



MARiSOL





No.soy.la.no.via  5
de.Don.San.Va.len.tín  7 =  6 +1
mas.de.la.vi.da  5


Soy.muy.ro.mán.ti.ca  5 =  6 - 1
mas.pa.ra.na.dain.ge.nua  7
Mehas.en.ten.di.do  5






Imagen sacada de Google+


lunes, 13 de febrero de 2017

Pisapapeles de cristal

Mientras jugueteo con un pisapapeles de cristal
con forma de mariposa,
mi alma te habla con los ojos cerrados
mientras te pienso a la distancia
aunque mis pensamientos vayan
en otra dirección ...
esa dirección que lleva un férreo código moral
sobre el cual procuro hacer equilibrio
mientras trato de volar
(sin tomarme a la ligera)
entre mentiras y verdades
Mientras te pienso una vez más,
mi pisapapeles de cristal
con forma de mariposa
lo coloco sobre la historia
de nuestras vidas paralelas
 Y mientras éste permanece quieto,
tú y yo permanecemos en silencio ...
ese silencio que nos evita
ser víctimas de palabras necias y vacías
porque palabras sin pensamientos 
no pueden subir volando hasta el cielo ...
ese cielo que nos anima a mirarlo siempre
para así no sólo  acabar teniendo alas,
sino también para poder sostenernos
sobre nuestros propios sueños



MARiSOL





Imagen sacada de Bing




sábado, 11 de febrero de 2017

En definitiva

Bildergebnis für surreal mundo

No hace falta pensar mucho para distinguir claramente que yo aún no he llegado al cénit de mi propia vida. Mas es cuestión de tiempo y no de cualquier circunstancia fortuita para que yo me acerque con todo ímpetu y con los ojos cerrados al borde del mundo mientras no quiero saber con exactitud hacia adónde me dirijo. Cobarde no seré el resto de mi vida me digo a mí misma.

En definitiva es difícil saber si mi conciencia está siendo absorvida por una luz milenariamente sabia o si me encuentro desprovista de palabras significativas para impedir que éstas caigan con un estrépito inesperado al abismo de mi alma, algunas veces, incomprendida ... esa alma que es el resultado de lo que vivo, siento y pienso.

Y mientras ya no espero ninguna respuesta, sé que yo no cuento más con ningún ojo clínico infalible. Sin embargo, admito que soy capaz de darme cuenta que no existe la menor discrepancia entre la vida y la muerte. Ambas se complementan mientras escucho llover mis propias palabras. Por este motivo, respiro aliviada porque la configuración acústica de mis ideas me toma seriamente de la mano para evitar que yo viva durmiendo prisionera sólo en un mundo imaginario.


MARiSOL







Imagen sacada de Bing