sábado, 24 de junio de 2017

Secretos



Más allá de ese instante de plenitud llamado soledad,
hay una alegría constante que me mira de lejos 
y que emigra, cual pájaro viajero, con su olvido
mientras el dulzor de lo prohibido
no me permite más articular palabra alguna
para evitar que tú tercamente sigas marcando 
la ruta a seguir de mi loco corazón

¡Ay! En este momento irrepetible
existe una magnífica ocasión
(entre indomables anhelos y dulces cicatrices)
para no decir ya nada más
mientras mis débiles quejas quebrantan
los horarios del tiempo ...
aquellos horarios que nos obligan a seguir existiendo
para no sólo contemplar la vida sin exigencia alguna,
sino para redescubrirla por enésima vez
Y mientras se desvanece racionalmente el impulso 
de arrastrarme sólo entre antiguos dolores y penas,
un eco lejano de voces perdidas me recuerda
que ya nada es lo mismo entre tú y yo,
quizá porque la vida misma
se niega a ser sólo una sorpresa 
de malos augurios y presagios
para no empañar así más mis secretos
con la única intención de ya no ir más a por ellos
para no perderme nunca más en el laberinto 
de nuestros cercanos y lejanos recuerdos 
aunque éstos se empeñen en hacer reconciliaciones,
una y otra vez, entre nuestros tres tiempos


MARiSOL






Imagen sacada de Bing

jueves, 22 de junio de 2017

Pacto Nocturno


Mientras la noche pacta deudas con mis sueños
en un ineludible afán de querer arañar el silencio 
(aquél que a muchos les estorba),
un eco de pisadas pesadas (las tuyas)
se deja escuchar dentro del laberinto 
de mis propios pensamientos,
de ésos que nacen del corazón 
(allí donde todo es asombro)
mientras el tiempo se hace polvo
dentro de nuestra franca y sincera memoria,
esa memoria donde cede, por momentos,
 ante ideas equívocas y otras acertadas
mientras la noche se quiebra de dolores tranquilos
Esos dolores donde el tiempo
los ha adormecido por nuestro propio bien
para no seguir soñando despiertos
con la mente totalmente abstraída
ante la realidad de nuestras vidas



MARiSOL





Imagen sacada de Bing


Haiku 3070


Yo viajo en vespa
llevando muchas flores
a domicilio


MARiSOL



 Yo.via.joen.ves.pa  5
lle.van.do.mu.chas.flo.res  7
a.do.mi.ci.lio  5

miércoles, 21 de junio de 2017

Haiku 3069


Tres pajaritos
me miran muy curiosos
¿Podré volar?
 
 
MARiSOL
 
 
 
Tres.pa.ja.ri.tos  5
me.mi.ran.muy.cu.rio.sos  7
Po.dré.vo.lar   5 =  4+1
 
 
 
 
Imagen de Catrin  Welz Stein
 




martes, 20 de junio de 2017

Novela inconclusa


Mientras tu mundo y el mío colisionan entre nostalgias
con sus ayeres, mas sin mañanas que nos despierten,
hay un destino que no miente  ...
ese destino que no merecemos
por ser sólo espíritus vulgares,
pienso yo. No sé si tú también.

Y mientras tu alma y la mía, vestida de recuerdos,
avanzan por la vida dejando huellas a su paso
entre el tiempo y la distancia,
intentamos no perdernos en la insignificancia
del olvido ... aquél que juguetón se mueve
entre la venganza y el perdón 

¡Ay! aunque vayamos dejando  una estela de señales 
cual largas y eternas despedidas,
no nos olvidemos nunca dónde dejar colocados 
nuestros insomnios, lamentos y goces
(¿Quizás en algún punto olvidado de nuestra memoria?)

Y mientras nuestras miradas se crucen en silencio
al leer, entre el preámbulo, prólogo y epílogo
de nuestras distintas vidas,
es hora de reconocer, aunque no queramos,
que la historia de nuestras vidas
es la novela ya terminada sólo de los mundanos hechos
(aquéllos que ya han alcanzado su madurez)
mientras la otra novela: ¡la inconclusa!
se sigue moviendo entre nuestros sentimientos
(los más delicados ... como pétalos de rosa) 

Estos sentimientos son los que nos dan vida
para seguir escribiendo ahora y siempre
sobre tu corazón y el mío
aunque nuestros dedos, arrugados por el tiempo,
unas veces, reaccionen entumecidos
buscando en la experiencia de la distancia
(¿será porque de lejos es mayor el respeto?)
un final que se resiste llegar a su fin


MARiSOL




Imagen sacada de Bing



lunes, 19 de junio de 2017

Para ti, Venezuela




Cuando prometemos según nuestras esperanzas,
al final terminamos cumpliendo, muchas veces,
según nuestros malditos temores
porque lamentablemente ambos son inseparables
¡Terrible lucha la que libran ellos dos!
Quizá porque la lucha pacífica contra el abusivo poder
ayuda (mucho o poco, ¡no importa!)
a no perderse en un laberinto confusamente oscuro
vestido de ingratos recuerdos y falsos olvidos 

Quizá la mejor forma de cumplir, Nicolás,
con tu palabra supuestamente empeñada,
es, aunque parezca insensato,
más bien, no darla nunca jamás
para no poner más en juego ni el honor
(aquél que vive en nuestra conciencia exterior),
ni la perdida dignidad 
(aquella que obra según nuestra libre elección
sin ninguna coacción externa de por medio)
de tu propio país, porque tú ya las perdiste

Y mientras una lengua viperinamente inmadura 
(la tuya, príncipe soberbio)
promete demasiado a su indignado pueblo 
(huérfano de un mejor futuro),
tú, cual serpiente, cometes un craso error:
No saber conservar a la mayoría de tu pueblo como amigo
porque sólo te sabes arrastrar sobre un suelo
 teñido, hasta ahora, de mucha sangre joven

Purificarte, ya no puedes ni ahora ni nunca más. Te lo prometo.
Mas, Venezuela eliminará, llegado su momento,
las terribles imperfecciones que no sólo provienen de ti,
sino de tus otras serpientes seguidoras
para que mi país hermano recupere su verdadera esencia:
la esencia del respeto y el amor por la Democracia,
sobre todo, cuando se la quiere recuperar con determinación


MARiSOL





Imagen sacada de Bing

sábado, 17 de junio de 2017

Después

 
A Break in Reality example of surreal in graphic design
 
Hay un después que siempre nos espera
para recordarnos de todo aquello que quisiéramos olvidar 
mientras intuímos una extraña sensación 
de querer volver a enamorarnos
Será porque el tiempo, el nuestro, vino y se fue
dejando una larga ola de sentimientos asimétricos
que siguen sonando disonantes por su falta de armonía
¿Serán los malditos remordimientos?
Y aunque recibamos opiniones de terceros
que busquen ayudarnos a superar la culpa
nuestra memoria se seguirá apagando y encendiendo
mientras tratamos de reconocer el tiempo perdido
porque la vida en tiempo se vive
y no sólo mansamente se sueña


MARiSOL
 
 
 
 
 
Imagen sacada de Bing