lunes, 12 de febrero de 2018

Puntos cardinales


Bildergebnis für puntos cardinales



Mientras creo mi propia atmósfera mágica,
respiro lentamente esta realidad
de palabras reales y surreales
aunque yo sea una simple escribidora 
que le da alas a la imaginación
de antiguos sueños inconclusos
vestidos de insomnios, nostalgias 
y hasta de lejanos espejismos

Y mientras palpo a conciencia el mundo 
que yo sola me invento por fuerza mayor
quizá para entenderme mejor por dentro
aunque, por momentos, 
yo me rebele, en silencio, ante mí misma,
procuro no perder, por ningún motivo,
 la noción de mis propios puntos cardinales 
para así orientarme mejor y con paso firme
sobre la superficie plana o esférica
del mapa de mi propia historia de vida


MARISOL


sábado, 27 de enero de 2018

El brindis

 
Bildergebnis für brindis
 
Entre el cansancio y la necesidad hay un aleteo como una sospecha de una involuntaria consecuencia que se refleja a la orilla de mi vida y de la tuya también mientras en un gesto lento se esfuma intencionalmente un impulso de caos controlado por una incertidumbre previsible, fruto de nuestros destinos.
 
¡Ay! Curiosidad ya no revelan mis indecisiones mientras reconozco la existencia de extrañas casualidades que expresan un equilibrio acompañado de precauciones que me revelan enseguida la fórmula de ese demonio llamado soledad. No sé si a ti te pase lo mismo. Quizá mi ánimo es empezar a dejar de ignorarlo antes que concluyan esos repentinos presagios que están expuestos  a los contratiempos ya previstos. 
 
"¡Serenidad!"  exclama mi alma (¿y la tuya?) mientras el tono y actitud son responsables de la energía emitida de mi voz. Sé que seré capaz de soportar internamente cada golpe de intuición ... aquél que no es una opinión, sino una certeza. Espero que tú también lo consigas.
 
Y aunque yo hable sin cesar en susurros y un grito mudo se desgarre de mi dolor diario, reacciono siempre sorprendida por lo que la vida, por lo menos, la mía, me regala, aunque existan tiempos de uniformidad u oportunidades desiguales. 
 
Pues bien, en este brindis cargado y retórico que hago contigo, gotitas de esperanza se dejan ver aunque el temor vaya de su mano y de la mía también porque ambos nacen juntos y juntos mueren. Alzo mi copa junto a la tuya para brindar por lo impredecible, por lo impronosticable y también por todo aquello que ya está dicho pero ¿que ya no podemos cambiar? ¡Ay! Tu identidad y la mía están en juego así que cambiemos para mejor cuando surge una posibilidad de cambio. De ti depende. Yo ya lo dije todo  aunque más de una vez me haya contradicho, ¿y tú? Mejor callo. Brindemos.
 
MARiSOL

miércoles, 17 de enero de 2018

Detrás del velo



Bildergebnis für velo cara  

¡Ay! Incómoda conciencia de palabras sueltas
que se escapan de mi memoria silenciosamente
mientras el tiempo se presenta desnudo
como una amalgama desprovista de todo color

¿Quién es capaz de asegurarme lo contrario
a lo que yo pienso o, aún más, de devolverme,
de una vez por todas, todas mis dudas?

Antes de elegir entre mis limitados conocimientos
tan grandes como un mar despierto y vivaz
o hasta como una laguna profunda de incomprensiones,
veo que hay un pequeño resquicio de esperanza
suspendido en un largo paréntesis,
por momentos, desterrado de toda realidad
que me insta a desincrustar antiguas heridas
congeladas en el tiempo de mi historia de vida

Mientras un quebradizo remordimiento
diviso a lo lejos de mi propio horizonte de vida,
me aferro ingenuamente a una fantasía luminosa
aunque en este instante de estupor e incredulidad 
un programado contratiempo resbale a mi lado
y me obligue a levantar las cejas 
en una mueca de asombro,
quizá porque éste tiene algo de plegaria

Sentir miedo ya no quiero
Llevo media vida en el intento ...
Y mientras mis palabras tiemblan
ante imágenes estáticas que claman
 un punto final a tanta agonía,
observo y callo detrás del velo ...
ese velo uniforme vestido de temores y sospechas
que perciben la naturaleza de mi alma ...
ese alma, grande, noble e inmortal,
 que me habita y que representa por todo aquello
que vivo, siento y pienso 


MARiSOL




 

domingo, 14 de enero de 2018

Delicada esperanza





Mientras un atisbo de satisfacción me mira con expectativa
para disimular un recóndito pesimismo
(esa otra variedad variopinta del optimismo)
y el tiempo rápidamente se escurre cual lánguida letanía,
la hora aciaga puede llegar cual feroz sorpresa anunciada
¡Ay! procuro imaginar que esta penosa descripción mía
no se cristalice por ningún motivo
mas muy lejos se encuentra mi abnegada conciencia
escribiendo dos nombres cual sombras sombrías
mientras salen ellos a borbotones de mis poemas

Y mientras mi actitud es de vestirme con una ligera sonrisa
y de cruzar los dedos para no desbordarme
con esa amenaza que aún pende sobre una cuerda floja
que trata de no imaginar lo inimaginable,
una delicada esperanza se deja ver

Quizá pensar es mucho más interesante que saber
mas menos interesante que mirar sólo los errores
que habitan en ese enmarañado laberinto
del cual no solamente yo quiero salir,
sino también mis dos tréboles de corazones


MARiSOL

martes, 9 de enero de 2018

Mundos paralelos


Entre soles vestidos de sacrificio, lunas silenciosas 
y entre tu conciencia y la mía
 existe un pacto unilateralmente no dicho
que baila al compás de un remolino de viento
de falsas presunciones 
y no precisamente porque no falten pruebas e indicios
que me indiquen que tú seas culpable
de cómo yo me siento por dentro ...
allí donde en el fondo de mi alma 
un tanto desordenada por las circunstancias
lleva en su culpa una gran pena
Mas emitir más veredictos ya no quiero
aunque el daño ya esté hecho
Y por más que me niegue a lamentarme,
decido, más bien, estar quieta y expectante
ante el reloj universal de la vida ...
ése del cual sale a borbotones
discursos no necesariamente imaginarios
Y aunque tus palabras o las mías no atinen
a decir nada altamente razonable,
te recuerdo que sólo somos seres racionales 
que transitan por mundos paralelos
desde tiempos inmemoriables

MARiSOL



jueves, 7 de diciembre de 2017

Hilos deshilachados



Hubiera preferido no quejarme en aquel instante
(ese instante hermoso pero que ya pasó)
cuando me respondías a la luz del reflejo de mi alma
y no te conformabas con ser sólo una huracanada pesadilla
Mas hoy eres sólo un gran paréntesis en mi vida
vestido de una gran soledad que trata de olvidar(me) 
mientras mi memoria es magnífica
de sacar un hilo con otro hilo de mi corazón
Y mientras desplegamos nuestros hilos
en ángulo recto en cada paso que damos
sin alterar la nueva versión de nuestras vidas,
me pregunto si no será que no podemos esperar
a despojarnos de tantas preguntas fútiles
o si no contamos con un ojo más observador
(aquel ojo que no conoce ni de fechas concretas
ni tampoco repara en detalles simbólicos)
¡Ay! y mientras cual hilos deshilachados
vamos identificando uno a uno
los errores largamente cometidos
(esos errores que ya no conviven 
con la indiferencia de tanta sabiduría),
sin querer le damos demasiada importancia
a imaginar siquiera un forzado regreso
ante nuestro propio desconcierto
En un impulso tardío de nuestra actividad humana
somos sólidos y severos con nosotros mismos
 porque cedemos a la presión más oscura
(aunque yo no acierte a leer en tu rostro
las huellas de la tristeza y del desconcierto
porque mi perplejidad se ha convertido en universal),
 mientras una curiosidad vacía de todo perfume me desafía
a la suposición correcta de aceptar aunque no quiera
la repentina irrupción o aparición impetuosa
de nuestro mutuo punto final sin final


MARiSOL
Imagen sacada de Bing




sábado, 2 de diciembre de 2017

Gota a gota






¡Ay! De ese apego y amor que te tuve
sólo quedan restos de una existencia 
donde nuestro futuro no tiene cabida alguna
en ninguna gota de entendimiento 
aunque nos cause extrañeza y nos sorprenda
que hemos comenzado a entender que ...
mientras pongo luz a mis ocuros pensamientos
(y a los tuyos, de paso, también),
el tiempo se ha quedado sin tiempo
dentro de nuestra querida memoria

Aunque paradójicamente suene ilógico,
yo le sigo sonriendo tercamente a la vida
(¿y tú también?)
por más que no consigamos doblegar 
a los recuerdos vestidos de placeres perdidos

Y aunque una mancha insondable tiña
una y otra vez, repetidamente,
los pensamientos de mi corazón
 (¿y los tuyos también?)
yo trato de no preocuparme demasiado por ti
porque el mundo en el que vivo,
no puede suplantar al tuyo para nada

Gota a gota cae la verdad 
para enseñarnos lentamente
que en la vida no siempre se gana,
sobre todo, cuando se vence sin peligro,
quizá porque o sobrepuja a la esperanza
o porque si nada nos separa realmente, nada nos une


MARiSOL