jueves, 7 de diciembre de 2017

Hilos deshilachados



Hubiera preferido no quejarme en aquel instante
(ese instante hermoso pero que ya pasó)
cuando me respondías a la luz del reflejo de mi alma
y no te conformabas con ser sólo una huracanada pesadilla
Mas hoy eres sólo un gran paréntesis en mi vida
vestido de una gran soledad que trata de olvidar(me) 
mientras mi memoria es magnífica
de sacar un hilo con otro hilo de mi corazón
Y mientras desplegamos nuestros hilos
en ángulo recto en cada paso que damos
sin alterar la nueva versión de nuestras vidas,
me pregunto si no será que no podemos esperar
a despojarnos de tantas preguntas fútiles
o si no contamos con un ojo más observador
(aquel ojo que no conoce ni de fechas concretas
ni tampoco repara en detalles simbólicos)
¡Ay! y mientras cual hilos deshilachados
vamos identificando uno a uno
los errores largamente cometidos
(esos errores que ya no conviven 
con la indiferencia de tanta sabiduría),
sin querer le damos demasiada importancia
a imaginar siquiera un forzado regreso
ante nuestro propio desconcierto
En un impulso tardío de nuestra actividad humana
somos sólidos y severos con nosotros mismos
 porque cedemos a la presión más oscura
(aunque yo no acierte a leer en tu rostro
las huellas de la tristeza y del desconcierto
porque mi perplejidad se ha convertido en universal),
 mientras una curiosidad vacía de todo perfume me desafía
a la suposición correcta de aceptar aunque no quiera
la repentina irrupción o aparición impetuosa
de nuestro mutuo punto final sin final


MARiSOL
Imagen sacada de Bing




sábado, 2 de diciembre de 2017

Gota a gota






¡Ay! De ese apego y amor que te tuve
sólo quedan restos de una existencia 
donde nuestro futuro no tiene cabida alguna
en ninguna gota de entendimiento 
aunque nos cause extrañeza y nos sorprenda
que hemos comenzado a entender que ...
mientras pongo luz a mis ocuros pensamientos
(y a los tuyos, de paso, también),
el tiempo se ha quedado sin tiempo
dentro de nuestra querida memoria

Aunque paradójicamente suene ilógico,
yo le sigo sonriendo tercamente a la vida
(¿y tú también?)
por más que no consigamos doblegar 
a los recuerdos vestidos de placeres perdidos

Y aunque una mancha insondable tiña
una y otra vez, repetidamente,
los pensamientos de mi corazón
 (¿y los tuyos también?)
yo trato de no preocuparme demasiado por ti
porque el mundo en el que vivo,
no puede suplantar al tuyo para nada

Gota a gota cae la verdad 
para enseñarnos lentamente
que en la vida no siempre se gana,
sobre todo, cuando se vence sin peligro,
quizá porque o sobrepuja a la esperanza
o porque si nada nos separa realmente, nada nos une


MARiSOL







martes, 21 de noviembre de 2017

Atracción

 
 
 No hay ni la menor duda ni la menor excusa
que ante una complicada respuesta matizada 
no sea imposible fijarse en ella,
sobre todo, cuando sale de su escondite
Segura no estoy para nada
mas cuando las protestas crecen enérgicamente
 sonrío cuidadosamente satisfecha
y lejos de tranquilizarme a la fuerza
suspiro ligeramente aliviada
imaginando las contínuas ausencias,
ésas que no dan aviso
cuándo pueden ser interrumpidas
mientras veo la oportunidad
de esperar, mas no eternamente,
para cruzar la frontera entre tú y yo
con un cierto deje de extrañeza
¡Ay! suele suceder que mientras ambos estamos decididos
a hacer un pacto sin preámbulo alguno,
estamos también conscientes del deterioro
ya que tenemos el privilegio
de hacer más intensas nuestras dudas a propósito
para no llegar a enterarnos de la verdad consumada
quizá porque de repente descubrimos
que no queremos más considerar la posibilidad
de las grandes diferencias que nos diferencian
y, sin embargo, también nos acercan 
el uno al otro como un imán ...
ese cuerpo  de hierro, cobalto o níquel
vestido con un magnetismo significativo
Sufrir un golpe de gran magnitud, no quiero
y, sin embargo, una gran atracción nos une
silenciosamente ahora y siempre
aunque tú no quieras ni yo tampoco

MARiSOL
 
 
 
Imagen sacada de Bing




sábado, 18 de noviembre de 2017

Otro día más

 
 
No está permitido mirar siempre hacia atrás
y mientras vacilo antes de decidirme a dar el paso,
una insolencia oculta pretende falsamente
adornarme con todas las virtudes del mundo
para calmar mi repentina impaciencia
ante tantas provocaciones y decisiones equivocadas,
¡Ay! mi tranquilidad se turba ante tanto egoísmo
mas engañarme no quiero

Y mientras yo escucho sólo quejas
una aparente imperturbabilidad (la mía)
trata de entender no sólo lo inentendible,
sino la transformación profunda
que se está dando dentro mío
Viene sin prisa alguna
para permanecer inalterable
ante tanta incomodidad no pedida

Lentamente y en silencio
voy deshaciéndome de nudos innecesarios,
mas ¡cuánto sacrificio hay en la entrega!
Desentenderme de lo que sucede a mi alrededor,
¡no puedo ni quiero por más que desee lo contrario!

Procuro ahuyentar los pensamientos negativos
mientras me arrodillo con torpeza
ante mí misma y ante la vida
mas con la mirada puesta hacia adelante
y con la conciencia tranquila
porque mis pies inquietos me piden intentar caminar
nuevamente con pasos decididamente seguros
 otro día más ...



MARiSOL
 
 
 
Imagen sacada de Bing


jueves, 2 de noviembre de 2017

Sin voz



Atentado en Nueva York: los 5 argentinos muertos en el ataque habían ido a festejar un aniversario de egresados

Cuánta maldita desfachatez existe
(y sin sentimiento de culpa)
cuando son otros los que eligen nuestro destino
y con un extraño poder de convicción
pretenden sustraerle de golpe
con actitud altiva y distante
esa pátina de color verde oxidado
que sólo da el tiempo a la pintura al óleo
de nuestras historias de vida

Instintivamente sé que entre dos explicaciones,
eligiría la más clara y transparente
de manera espontánea
para que nadie de los ocho víctimas fatales resultara herida
pero ya todas están muertas
porque alguien decidió de antemano
y en nombre de Dios
quien es digno de vivir y quien no

 ¡Ay! ¿Quién tiene la valentía 
de reconocer que la concepción del mundo
se basa no sólo en monstruosos errores,
sino también en ejemplos remarcables?
Lamentarme no quiero
y, sin embargo, mis ojos como los tuyos
sólo ven, una y otra vez,
los restos de cuerpos inertes
que se quedan, para siempre, sin voz

Ahora mi voz balbucea ruidos ininteligibles
porque ya no sé qué más decir 
ante tanto frenético fanatismo
en la que nuestro mundo está envuelto
desde hace ya tiempo  


MARiSOL


Ocho fueron las víctimas fatales del atentado perpretado en NY el 31 de Octubre, de los cuales cinco eran argentinos. "Libre" decían las camisetas de estos ocho amigos argentinos y ex alumnos del Colegio Politécnico de Rosario por estar solos y sin sus esposas por unos pocos días; ellos iban a esta ciudad para encontrarse con dos amigos más, aregntinos residentes en EEUU. Después de treinta años se reunieron, pero la alegría de este reencuentro terminó en terrible tragedia.



sábado, 21 de octubre de 2017

Alma inquieta



¿Será cierto que soy un producto inevitable
de mis propias ideas románticas? 
Quizá yo sólo soy el vórtice 
de un torbellino cualquiera
de pensamientos rojamente impuros
que tienen la mala costumbre
de cantar sobre mojado
o quizá soy el símbolo de una realidad
vestida de inútiles nostalgias
que procuran corregir el destino
de mi propia realidad exasperada
antes que ésta se evapore
entre mis tres tiempos

Y mientras un sonido profundo
resuena entre ceja y ceja,
yo caigo en cuenta, sin querer,
que puedo sobrevivir, por suerte,
 de manera intemporal
entre el triunfo y el fracaso
ante mis propias limitaciones
mientras renuncio a conciencia
a las expectativas irreales,
aquéllas que se someten,
por momentos infinitos,
a dolores residuales
de ilusiones pasadas

Perder el ahora, no quiero, Diego
Solamente disuelvo la infelicidad
mientras escribo estas letras
para entender del todo
la realidad de mi alma inquieta:
mi querida memoria, llamada Frida,
magnífica para no olvidar(te) 


MARiSOL




martes, 17 de octubre de 2017

Falsa ilusión

Bildergebnis für dreams illusion 

Hay sueños que se me escapan de las manos
cual ardientes y locos desvaríos
Emprenden ellos viaje por si solos
¡Quién sabe a dónde se van!

Y mientras perpleja yo quedo,
te hablo en nombre de mi última ilusión,
esa falsa ilusión que solamente se vuelve recuerdo
porque tanto tus sueños como los míos
se quedaron sin porvenir
entre mi almohada y la tuya

¿No será que nuestros sueños se perdieron en la nada?
Quizá porque al ser absolutamente nada
y no poder amar como uno quiere, es casi lo mismo
o quizá porque ellos resultaron ser al final
mucho más grandes que la vida misma,
esa vida que nos recuerda con cariño
que somos capaces de vivir (¡y no sólo existir!)
sin ninguna falsa ilusión más de por medio


MARiSOL