martes, 16 de agosto de 2016

Equilibrio


http://3.bp.blogspot.com/-3DOg0EuqsLg/Ub4rv0Aca3I/AAAAAAAACHg/mpBooaygQn0/s1600/equilibrista+buena.jpg

Mientras una brisa ligera me acaricia el rostro y el ritmo de mi respiración desea volver a la normalidad, siento que debo cerrar los ojos para sumergirme en ese mundo que no es mío, pero que hago mío a fuerza de no quererlo soltar para no perder el equilibrio entre mi cuerpo y espíritu porque tanto uno como el otro deben respetarse de manera natural aunque se encuentren, por momentos, separados y no indivisiblemente unidos como debería ser para comprender así el significado de los versos que la vida me recita. 

Y mientras aguzo el oído para escucharme por dentro  y aprovecho la oportunidad para capturar las palabras de mis ideas, una voz lejana me reprocha diciéndome que mis poemas fingen ser la que yo no soy entre simbolismos y significados proféticos. 

Persuadirte no quiero aunque tu opinión no sea la misma que la mía mientras hago equilibrio dentro de mi propia búsqueda personal ... esa búsqueda que me lleva hacia el comienzo de quién soy para encauzar mis palabras por buen camino y conseguir así que ellas no caigan al vacío dejando detrás mío cualquier sentimiento de culpa ... esa culpa que es de todos y que, a la vez, no es de nadie porque ella no vive de nuestros sentimientos, sino de nuestros consentimientos. 

No busco la aprobación de nadie para seguir escribiendo lo que me dictan las manos de mi alma .... esa alma que hace un incesante esfuerzo para no caer en la profundidad de ningún abismo mientras trato de sostenerme, entera y de pie, haciendo equilibrio entre mis sentimientos y pensamientos así alguien (¡quién sabe quién!) frunza el entrecejo en señal de desacuerdo ... ese desacuerdo que me hace seguir mirando hacia adelante, aunque me encuentre caminando, de forma metafórica, sobre mi cuerda floja, mientras yo te dejo vivir sobre tu propio equilibrio.



MARiSOL







Imagen sacada de Bing