viernes, 20 de noviembre de 2009

Entrega sublime


http://www.filetransit.com/images/screen/1555f9f89dd0200a89f771123fa75de6_Relaxing_Fireplace_Screensaver.jpg


Al principio fuiste como una chispa,
luego, como una llamarada
que prendió los leños secos de mi alma
provocando un incendio en mí.

Hoy la rutina del día a día cae como lluvia 
y la leña que no prende
y mis  llamas que no  suben.
Por momentos siento frío en el alma.

Pero no todo está perdido...
volveremos a consumirnos en la entrega
como al principio...como antes.

Lo mío no es un capricho. No.
Sé que tengo razón, 
porque la razón también es una pasión.

Marisol

15 comentarios:

Soqui dijo...

La chispa, al convertirse en llamarada consigue prender los troncos, pero para conservar ese fugo vivo, con esa llama, es necesario cuidarlo continuamente, seguirle añadiendo, leña, dándole aire para que respire y sobre todo, no dejar nunca que se apague en la rutina diaria...., si lo hace es más difícil que vuelva a prender y que nos vuelva a calentar el alma, pero yo estoy convencida de que siempre siempre hay remedio, siempre hay que seguir amando con pasión, siempre hay que seguir entregándose

Un beso desde mi interior al tuyo

Taty Cascada dijo...

Donde brasas ardieron, cenizas quedan...Busca esa chispa que debe estar dormida, las mujeres somos expertas en ingenios para revivir llamas, busca en tu interior, la respuesta y solución la tienes en tus manos, y en tu pensamiento.
Un beso para ti.

Edu dijo...

Chispa que no se enciende, crea otra chispa y tal vez de nuevo fuego.
Un Saludo

Neogeminis dijo...

hola Marisol!
muy gráfico!...la rutina puede tener el peligroso poder de apagar la más intensa de las llamas, por eso hay que andar siempre con un buen encendedor a cuestas! jejeje
Un besito!

JUAN JES dijo...

El trayecto de la vida misma, ríos que van al mar, lágrima evaporada, polvorones de tierra.

Abrazo poeta.

HUMO dijo...

No caer en la rutina, en la costumbre, no aburrirse, suena trabajoso no?!ya al septimo año te empiezan a picar las orejas jajajajaj, no hay fórmulas hay voluntades y una manera de ver la vida renovadamente.


besos!

=) HUMO

mi nombre es alma dijo...

La razón mucho más que la locura es la que nos enseña a amar.

Saludos

Cassiopeia dijo...

No es capricho. Es derecho!

Abrazote!

KUBAN dijo...

"porque la razón también es una pasión" Excelente verso, me ha encantado. Gracias, un abrazo.

pmartimor dijo...

La razón es una pasión.
Es una frase que me ha hecho reflexionar.
Somos pasionalmente humanos hasta cuando intentamos utilizar solamente la razón.
Gracias.
Un abrazo
Pablo

victorysilcana dijo...

Siempre la rutina, la rutina... todos huimos de ella.
Siempre queremos sensaciones nuevas, experiencias renovadas, días nuevos ... cargarnos con una búsqueda, ¿de qué?, ¿tenemos claro lo que queremos?. Te mando un fuerte abrazo.

marea dijo...

La pasión mueve montañas y crea ardientes llamas, donde sólo quedaron cenizas, igual que la razón.
Excelentes letras.

Un gran abrazo.

ShaO dijo...

Otra más a favor de la teoría de que donde queden brasas... no todo está perdido.
Un besote ignífugo

Juan Carlos dijo...

"La razón también es pasión". Es como un sol ardiendo en los cielos de nuestras caricias, una miradas y ya somos cenizas...

Gustoso visitar tu blog y perderme en él. Saludos cordiales

Juan Carlos

Flor dijo...

Uff! la rutina!! Pero es verdad siempre se puede volver al principio. Tenemos que quererlo mucho.

Besos y cariños

Flor