sábado, 8 de enero de 2011

Paréntesis y Haiku Nr. 60



No importa si es de día o de noche,
sigo entre la Nada y el Todo.

Palabras impronunciables se cuelgan de mi lengua
y entran a mi boca obligándome a hablar.

Ellas siguen buscando las pesadas huellas
dentro de mi conciencia intranquila.

¿Será bueno ponerles trampas en su camino?
Más bien hago un paréntesis.

Las señales de socorro no se han ausentado.
Ellas se han ido solamente a dormir una siesta.


Marisol


Siesta



Pesadas huellas
La conciencia intranquila
Hago un paréntesis

pe.sa.das.hue.llas = 5
la.con.cien.ciain.tran.qui.la = 7
ha.goun.pa.rén.te.sis = 5


Marisol



Imagen de


9 comentarios:

El Drac dijo...

Está bonito, te estás especializando en el haiku eh? Además noto que tu blog tiene el color del cielo, seguramente porque anhelas volar a tu Perú y ver a los tuyos. Un gran abrazo "paisanita" jajaja

Aire dijo...

Hola, ola de mar...
Y así vivimos Marisol, con vaivenes propios del aire y la marea. con nuestras tormentas y nuestros amaneceres. Y cuando sonreímos, nuestra sonrisa es un arco iris.
Un beso, del Aire

Militos dijo...

Son tan socorridos los paréntesis, a veces dicen más que el resto de lo escrito.
Me ha costado un poco llegar hasta Berlin, pero aquí estoy para desearte un año lleno de días felices.
Un beso con mi cariño

Micaela dijo...

Muy hermosos poemas Marisol. Paso a desearte un Feliz Año 2011 con muchas ilusiones y proyectos. Un fuerte abrazo desde Barcelona.

Navegante Del Alma dijo...

De navegante a navegante, te deseo el mejor año.
Y un beso desde el sur.

soqui dijo...

Contenta de volver a leerte después de tanto tiempo sin venir mucho por este mundo
Te deseo todo lo mejor en este año que acabamos de empezar, un abrazo muy muy fuerte y gracias por estar siempre ahí

mi nombre es alma dijo...

Las palabras y nosotros que las construimos necesitamos parentesis a menudo.

oasis dijo...

Es la primera vez que visito tu blog, y me ha parecido muy bonito e interesante. Felicidades. Saludos blogueros

Pmartimor dijo...

Es difícil expresar algunos sentimientos. Quizá cuanto más profundos más difícil.
Creo que tranquilizar, o más bien, anestesiar nuestra conciencia no es deseable, pues es el comienzo del sinsentido de aquellos que ya no esperan nada.
Un abrazo
Pablo.