viernes, 15 de octubre de 2010

Mirándome por dentro



http://2.bp.blogspot.com/_IgtXwZyOCR8/TO089Aam0KI/AAAAAAAAAEY/Ft3V7jK7Dys/s1600/1252242455354_f.jpg

Mientras una irremediable ambigüedad,
una condena moral, un sutil engaño
y una delicada sensibilidad a flor de piel
me hacen cosquillas en el corazón,
el tiempo me recuerda
que solamente existe una sola verdad.

Y es que cuando las palabras 
se encuentran lejos de los hechos,
prefiero, más bien, estar mirándome por dentro
mientras guardo absoluto silencio.

Es así como este extraño monólogo 
toma su equipaje de sentimientos
y sale de viaje por un tiempo...

Marisol

Imagen sacada de

7 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Y de los soliloquios con nuestra alma, extraemos palabras que de alguna manera nos conectan con nuestra verdad.
Un abrazo reflexiva Marisol.

Espinar dijo...

Hola, muy bello y sereno. No se puede mirar al mundo sin haberse visto por dentro uno mismo.

Bonito FDS

Espinar

Fernando dijo...

Tener sensibilidad es hermoso, pero es muy peligroso, sobre todo si recibimos en nuestro silencio interior los embates del amor. Un abrazo fuerte,

Kiri dijo...

Muy linda entrada y la música que le has puesto a tu espacio le cae muy bien xD
Saluditos
DTB

mi nombre es alma dijo...

A veces, el silencio, es la mejor palabra.

CAS dijo...

Si... a medida que vamos creciendo, creo que en estos casos nos vamos replegando, volviendo hacia nuestro mundo interior, buscando las respuestas que no encontramos fuera. También ahí podemos encontrar algunas que no son las más sinceras, pero si buscamos bien encontraremos la única verdad: la nuestra.
Me suena a despedida...pero no, verdad?
un fuerte abrazo

Jairo Andres Loaiza-Espinoza dijo...

Es mi primera visita por tu bello blog, me has enganchado con cada una de tus palabras y feliccito por la magia que regalas...

Lo que puedo decir de tu post es que con el paso del tiempo vamos aprendiendo que los silencios tienen miles de palabras y miles de ruidos... y que en nuestro interior hay muchas respuestas que antes no encontrabamos....

Te dejo un abrazo

JALE