jueves, 3 de marzo de 2011

Mis tres Musas



http://www.paintingmania.com/arts/edward-henry-potthast/large/three-girls-seashore-158_11665.jpg

Meletea, Menemea y Aedea
regresarán a pisar esta playa
cuando mi mar se encuentre en calma
y yo salga a darles el encuentro
con una sonrisa agradecida en el alma

Marisol

Meletea (meditación) es la Musa del Pensamiento, la de las Ideas y la Imaginación. Es la encargada de ir formando en su mente los primeros esbozos de la idea creativa, la cual, más tarde, desembocará en la obra artística como tal, con la ayuda de sus dos hermanas restantes.

Menemea  (memoria) es la Musa de la Plasmación o Creación en sí. Ella es la que primero recuerda y luego deja sentado por escrito lo que su hermana Meletea ha pensando con anterioridad.

Aedea (canto, voz) es la Musa de la Ejecución de la obra artística. Es la que se encarga de leer, recitar, tocar (instrumentos) o cantar lo que anteriormente su hermana Menemea ha escrito. Representa el momento en el que una obra de arte es utilizada.
(Información sacada de Wikipedia)


 "Three Girls at the Seashore" pertenece
al pintor impresionista estadounidense Edward Henry Potthast (1857-1927)
Imagen sacada de
http://www.bing.com

8 comentarios:

Leni dijo...

Seguro que ya tienen una cita.
Al borde de las olas , donde recibir esa sonrisa.

Me ha encantado el juego con la imagen y contigo misma.

Un beso de espuma

El Drac dijo...

vaya, me has dejado sorprendido con tus tres musas a la cuales, no conocía. Y qué bien que las tengas así nunca te faltarán las ideas. un fuerte abrazo

San dijo...

Marisol contigo siempre se aprende, que tres musas te asisten, así no hay forma de fallar, ahora se entiende las maravillosas palabras que salen de tu corazón.
Un abrazo.

HUMO dijo...

Bellísimo, que musas mas bonitas!

Besos llenos de soles!

=) HUMO

mi nombre es alma dijo...

Son tan juguetonas y bullangueras esas musas....

lola dijo...

me encanta el reflejo de los niños en el agua y como destaca los deferentes azules en el fondo
un abrazo

soqui dijo...

Siempre me gustó el mar revuelto y embravecido, pero para navegar sin sobresaltos en el día a día, son mejores las aguas tranquilas

Espero y deseo que ese mar vuelva a retomar la calma, tan necesaria para llevar el barco a buen puerto

Un besazo

Pmartimor dijo...

Sinceramente creo que la musa más inspiradora es la de la inquietud, la curiosidad, la búsqueda:)
Muchas veces nos dejamos llevar por lo anodino de una vida gris, por no levantar los ojos para mirar más allá, por no tener el valor de lanzarse a experimentar si otra forma de vida es posible:)
Un abrazo
Pablo.