miércoles, 1 de julio de 2009

Amor brujo

Al abrir mi baúl de recuerdos berlineses
brotan abruptamente
una voz de barítono,
besos con sabor a bizcotela
y abrazos bronceados
que me saben a tí, Boris.

Y mientras mi boca balbucea
tu nombre en voz baja
y acaricio un broche de brillantes
-obsequiado por tí hace bastante tiempo-,
una bandada de blancas gaviotas
llegan a beber del brillo acuoso de mis ojos
mientras una brisa marina
barre mis abrumadoras penas.


http://2.bp.blogspot.com/_lP7UKxsBidE/RqjHvoPlsoI/AAAAAAAAAHs/-vBKIKZnChk/s400/P7250026.JPG

Sobre un banco de baldosas
al borde del balaustre
del balcón de mi bungalow
estoy sentada abatida
buscando un bálsamo en ese bonito bolero
que sale de aquel bar de bohemios y borrachos,
ubicado en la bahía de mi barrio.

Una bahía vestida de barcos y botes
con marineros barbudos y barrigones
y un barrio atiborrado de varios boliches,
una boutique, una bisutería, un banco,
dos boticas, una basílica con botafumeiro,
una bodega de vinos, un bufete de buenos abogados
una escuela de ballet, una barbería,
un burdel y un bulevar.

Mientras bebo de una botella de brandy,
hago un balance de mi vida.
"Como no puedo borrarte de las brumas

 de mi memoria
y eres parte de mi bagaje de vida,
en lugar de blasfemar,
brindo, más bien, por tí,
y en el bosque de mi recuerdos borrosos
te doy la bienvenida.
Si bien fuiste un botarate conmigo
y me botaste como un bulto
por la borda de tu vida,
hoy soy benevolente, buena y benigna contigo.
Mas mi brújula ya no te busca más. "


Marisol


He tratado de jugar con la letra "B" en este poema.


"Buganvilia" es de la pintora española Luz Vila.
Si quieres ver más hermosos cuadros de ella, haz clic en el enlace:
http://luzvila.blogspot.com/