jueves, 17 de marzo de 2016

El grito de la nada


Un reloj marca una hora inexistente.
No hay tiempo que nos lleve a ninguna parte.
Y si existe un lugar que nos acoja
más adelante... ¡Lo ignoro!

Nuestra presencia es fugaz
como un último suspiro,
como una hoja que se deshoja,
como un viento que llega y se va.
Es una gota de agua evaporada
en las arenas del tiempo
.

http://thumbs.imagekind.com/member/8b569a14-571e-45b7-b85a-bdea2b48a325/uploadedartwork/650X650/Picturesque_ss1001098.jpg

Se irán apagando, poco a poco, nuestras voces
hasta convertirse en susurros inteligibles,
en murmullos incomprensibles...
hasta quedarse sin un dueño que los reclame.

Minúsculo es el amor que siento
ante la muerte
e inmenso es el miedo
que me enfrenta ante la nada.
Esa nada que lo significa
todo para todos
aunque no sepamos
nada de nada sobre ella.


Marisol



(editado 2008, reeditado 2009)